rinoplastia

Rinoplastia

El objetivo de la rinoplastia es lograr una armonía en el conjunto de nuestra cara modificando los componentes de la nariz: el tamaño, la forma, el aspecto del dorso o los orificios nasales.

El objetivo fundamental de una rinoplastia es lograr una armonía en el conjunto de nuestra cara abordando y modificando los componentes de la nariz. Podemos disminuir el tamaño de la nariz, la forma de la punta, el aspecto del dorso o los orificios nasales. Al lograr el equilibrio de proporciones adecuado a nuestro rostro el resultado es una nariz más bella.

¿Cuáles son los candidatos para una rinoplastia?

Los candidatos ideales para una rinoplastia son pacientes de cualquier edad, que buscan una mejoría de su aspecto, sin buscar la perfección ni parecerse a otras personas. Es importante un buen estado de salud físico y mental, con unas expectativas realistas respecto a la operación de nariz. Antes de acudir al cirujano es importante hacernos esta pregunta: ¿qué queremos conseguir? ¿qué tipo de nariz queremos? Comentar todos estos aspectos al cirujano le ayudará a orientarle mejor en la decisión  más adecuada para usted.

Claves de la cirugía

  • Preoperatorio: A/S. ECG. RX tórax. Preanestesia. Problemas de salud en general. Problemas de respiración.
  • Anestesia: Sedación +/- General (Dependiendo del paciente y el tipo de rinoplastia)
  • Tiempo Intervención: 1h – 2h dura la operación de rinoplastia.
  • Hospitalización: Una noche de ingreso hospitalario.
  • Reposo: Cabecera de la cama elevada unos días. Compresas frías para disminuir la inflamación y lavados con suero fisiológico.
  • Recuperación: Escayola de yeso 1-2 semanas y tapones nasales 1-2 días. Hematomas e hinchazón unas 2 semanas. Evitar actividades fuertes 3 semanas y no tomar el sol 8 semanas después de la rinoplastia.

Noticias Relacionadas

Deja un mensaje

avatar