mamas tuberosas

Mamas Tuberosas

La tuberosidad es una alteración de la forma de la mama que puede causar complejo y baja autoestima. Para corregir esta alteración es esencial un correcto diagnóstico, ya que la cirugía difiere de la del aumento de pecho convencional.

Con el nombre de pechos tuberosos, mamas tuberosas o senos desiguales se conoce a la alteración de la forma natural de la mama. Ésta puede tener diversos grados, e incluso pasar desapercibida a la propia paciente, a la que simplemente no le gusta el aspecto de su pecho y/o le parece diferente de lo normal. Una mama tuberosa no es solo un pecho pequeño, ya que suele estar acompañado por un complejo y/o baja autoestima por parte de la paciente.

La mama tuberosa presenta una o varias de estas características:

  • Hipoplasia del polo inferior, constreñido por un anillo fibroso que no deja que la mama se desarrolle adecuadamente.
  • Areolas excesivamente voluminosas a través de las cuales la glándula parece herniarse, como encontrando una vía de escape.
  • Asimetría de las mamas en forma o volumen.

La cirugía estética de senos para devolver el aspecto normal a unos pechos tuberosos es considerada una cirugía reconstructiva.

La importancia del correcto diagnóstico de esta patología radica en el posterior planteamiento quirúrgico. Unos pechos asimétricos no diagnosticados tratados como un aumento de mamas convencional pueden sufrir las siguientes complicaciones:

  • Polo inferior de la mama picudo poco natural.
  • Anillo fibroso sobre la prótesis que divide la mama como una “doble burbuja”. Este anillo marca el límite de lo que anteriormente fue el surco mamario de la paciente.
  • Persistencia de la asimetría de volumen.
  • Rippling en la mama con menos glándula por no mover parte de la mama para corregir el defecto en el polo inferior-interno.

Con más frecuencia de lo que quisiéramos, vemos en nuestra consulta pacientes de otros cirujanos intervenidas de mamas tuberosas pero tratadas como un aumento convencional, con una o varias de estas complicaciones y buscando solución. Los resultados para la paciente serán siempre mejores si es tratada correctamente desde el principio, ya que siempre es mejor tratar una mama virgen que una mama ya operada.

La corrección quirúrgica de las mamas tuberosas o pechos tubulares consiste en una redistribución completa de las estructuras mamarias para adaptarlas a una posición más armónica en el tórax de la paciente. En muchos caso es necesario implantar una prótesis mamaria que puede ser anatómica para compensar el defecto de mama en el polo inferior. La intervención puede durar de 2-3 horas ya que es un trabajo laborioso que exige reestructurar toda la mama. De la minuciosidad de este proceso dependerán los resultados posteriores. Aconsejamos una noche de ingreso hospitalario para tratar con medicación intravenosa todas las molestias que la paciente pueda tener. Esto es, náuseas, vómitos o dolores costales, previniendo así que un sobre esfuerzo cause un sangrado interno.

Tras 24h aproximadamente, la paciente es dada de alta con unas recomendaciones por escrito que seguirá en su domicilio. Desde el 2º o 3º día, será visitada en nuestras consultas para el control del postoperatorio. Es normal notar cierto cansancio durante los primeros 3-5 días, sin que esto impida hacer vida casi normal al cabo de 24 – 48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación, aunque las mamas pueden doler durante un par de semanas. No las notarás completamente adaptadas a tu cuerpo hasta los dos meses aproximadamente. Hasta este momento cuidaremos todos los detalles de la cicatrización y la remisión de la inflamación con visitas periódicas.

El seguimiento será riguroso, aportando a la paciente todas las recomendaciones necesarias para un adecuado postoperatorio, y resolviendo las dudas en cualquier momento. Pasamos consulta todas las tardes, y ante una urgencia nuestras instalaciones estarán a tu disposición. Además, dispondrás de un teléfono de urgencias 24h.

  • Preoperatorio: A/S. ECG. RX tórax. Preanestesia. Problemas de salud en general. Ecografia en mujeres menores de 30 años y mamografia en mayores de 30 años. Ingesta de tratamientos homeopáticos.
  • Anestesia: General
  • Tiempo Intervención: 2h – 3h
  • Hospitalización: Una noche de ingreso hospitalario
  • Reposo: Caminar cada 1h unos 15 min las primeras 24h. Ayuda para incoporarse las primeras 24h. Posibles Redones 24-48h.
  • Recuperación de la mama tuberosa: Vendaje compresivo 2-3 días. Revisión en consulta a las 48h del alta hospitalaria. Retirada de puntos en 15 días. Reposo de esfuerzos pesados 2 semanas. Reposo relativo 1 mes.

Noticias Relacionadas

Deja un mensaje

avatar