reducción de pecho

Reducción de Pecho

Las mamas o senos excesivamente grandes pueden causar problemas en la vida diaria. La mamoplastia de reducción proporciona a la mujer la posibilidad de obtener unas mamas más proporcionadas, firmes, elevadas y ligeras.

Las mamas o senos excesivamente grandes pueden causar problemas en la vida diaria de algunas mujeres como dolor, irritaciones cutáneas o pesadez respiratoria. Además, pueden sufrir precozmente signos de descolgamiento o ensanchamiento de las areolas. La intervención de mamoplastia de reducción, también llamada reducción de mamas o reducción de pecho, está indicada para mejorar estas molestias. De esta manera, brindamos a la mujer la posibilidad de obtener unas mamas más proporcionadas, firmes, elevadas y ligeras.

Tanto el pecho en desarrollo como la lactancia pueden alterar mucho la forma y el tamaño de las mamas. Por ello es conveniente esperar a que el pecho se haya desarrollado completamente, y, además, que la paciente no tenga previsto un inminente embarazo. Así mismo, de querer perder peso recomendamos hacerlo antes de la intervención, para evitar que las mamas reducidas puedan perder volumen y tensión.

La cirugía de reducción de pecho dura entre 2 y 3 horas. Se hace bajo anestesia general para mayor seguridad de la paciente y control de la cirugía. Tendrás que pasar una noche en el hospital después de la intervención en la que recibirás la medicación por vía intravenosa. De este modo garantizamos tu comodidad durante esta primera noche que puede ser la más molesta.

Tras la cirugía se coloca un vendaje alrededor de las mamas que la paciente deberá llevar de 2 o 3 días. Después será sustituido por un sujetador ortopédico, pensado para mantener la forma de la mama y una presión controlada sobre los pechos. El cirujano te explicará claramente cómo obtener este sujetador, o bien podrás encargarlo al servicio de ortopedia con el que colaboramos.

Es normal notar cierto cansancio después de una reducción mamaria durante los primeros 3-5 días. Sin embargo, esto no impedirá hacer vida casi normal a cabo de 24 y 48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación, aunque las mamas pueden doler durante un par de semanas y no las notarás completamente adaptadas a tu cuerpo hasta los dos meses aproximadamente. Hasta este momento cuidaremos todos los detalles de la cicatrización y la remisión de la inflación con visitas periódicas a nuestra consulta.

El seguimiento será riguroso. Se aportará a la paciente todas las recomendaciones necesarias para un adecuado postoperatorio y resolviendo tus dudas en cualquier momento. Pasamos visita todas las tardes, y ante una urgencia nuestras instalaciones estarán a tu disposición. Además, dispondrás de un teléfono de urgencias 24h.

  • Preoperatorio: A/S. ECG. RX tórax. Preanestesia. Problemas de salud en general. Ecografía en mujeres menores de 30 años y mamografía en mayores de 30 años. Ingesta de tratamientos homeopáticos.
  • Anestesia: General
  • Tiempo Intervención: de 2 a 3 horas
  • Hospitalización: Una noche de ingreso hospitalario
  • Reposo: Caminar cada 1h unos 15 min las primeras 24h. Ayuda para incoporarse las primeras 24h. Posibles redones 24-48h.
  • Recuperación: Vendaje compresivo 2-3 días. Revisión en consulta a las 48h del alta hospitalaria. Retirada de puntos en 15 días. Reposo de esfuerzos pesados 2 semanas. Reposo relativo 1 mes.

Noticias Relacionadas

Deja un mensaje

avatar