liposucción tumescente

Liposucción tumescente: indicaciones y pasos

La liposucción es una intervención muy frecuente. En la búsqueda de formas y medios para lograr un cuerpo hermoso, este procedimiento se ha convertido, a partir de la década de los años ochenta, en un método importante y popular para mejorar el contorno corporal. Sin embargo es una técnica de compleja ejecución y difícil corrección cuando se cometen errores.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Liposucción tumescente

El término liposucción, lipoaspiración o lipoescultura literalmente se refiere a la aspiración de la grasa corporal. En este procedimiento el cirujano plástico identifica áreas de exceso o anormal acumulación de grasa y los remueve a través de la introducción de una cánulas con el objetivo de conseguir un contorno más proporcionado.

¿Quién puede someterse a una liposucción?

El cirujano plástico estudiará las características de los candidatos, en términos de elasticidad de la piel, integridad de la misma y de los tejidos subcutáneos, y estado de salud general y emocional del paciente antes de decidir la cantidad y las áreas del cuerpo que pueden beneficiarse de una liposucción. Una buena indicación para la liposucción es dada por los cúmulos de grasa resistentes a la dieta o al ejercicio físico, que deforman el contorno corporal. La liposucción generalmente no se realiza en aquellas personas que sufren de problemas de coagulación o padezcan problemas cardíacos graves.

¿Cómo se realiza una liposucción tumescente?

La liposucción tumescente es la técnica más comúnmente utilizada. La operación se puede realizar bajo anestesia local o general dependiendo del estado de salud general del paciente y de la cantidad y localizaciones de los cúmulos de grasa que hay que aspirar. Los pasos reales de la operación son los siguientes:

  1. Marcaje preoperatorio
  2. Inyección de una mezcla de fluidos que contiene anestésico local y solución fisiologica en el tejido subcutáneo: este tipo de anestesia se llama “anestesia tumescente”
  3. Inserción de una cánula a través de pequeñas incisiones hechas en la piel. La cánula está conectada a una bomba de vacío que permite succionar la grasa
  4. Evaluar el volumen de grasa succionada y el cambio que se produce en el contorno corporal.

Deja un mensaje

avatar