rinoplastia funcional

Rinoplastia funcional: solución tras trauma deportivo

La rinoplastia no sirve solo para mejorar el aspecto de algunas imperfecciones de la nariz. Las lesiones deportivas representan también una razón común para someterse a una rinoplastia funcional
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

La nariz suele verse afectada por lesiones deportivas al igual que desgarros musculares y fracturas óseas. Sin embargo, muchos hombres y mujeres ven las lesiones nasales como algo que pueden abordar en una fecha posterior. En realidad, el traumatismo nasal puede provocar algo más que un aspecto torcido o asimétrico: problemas respiratorios que reducen la resistencia física, el rendimiento y el sueño. Si no se trata, una lesión nasal también puede causar infecciones sinusales, hemorragias nasales, dolor facial, dolores de cabeza, congestión crónica, respiración ruidosa y sensación repentina de falta de aire.

¿Has tenido un trauma nasal?

Ya sea que sufrió una lesión en la nariz la semana pasada, hace un año o décadas, la rinoplastia funcional puede abordar los problemas persistentes y mejorar los signos visibles del trauma.

El primer paso es programar una consulta con un cirujano plástico. Durante esta cita, se realizará un examen completo de la nariz e historial médico. Este es también el momento para hablar de los objetivos estéticos que gustaría lograr, especialmente si se desea un aspecto diferente al de antes de la lesión.

El cirujano plástico explicará también los detalles de la cirugía. La rinoplastia se puede realizar con un enfoque «abierto» que requiere una pequeña incisión debajo de las fosas nasales, o un enfoque «cerrado» cuando las incisiones solo se colocan dentro de la nariz. La rinoplastia funcional después de una lesión deportiva puede ser más compleja que la rinoplastia puramente estética, ya que las estructuras necesarias para una respiración adecuada a menudo necesitan ser reconstruidas. El enfoque ideal depende del grado de corrección necesario y de los resultados deseados.

¿Que pasa después de la intervención?

Aunque la intervención puede durar entre una y dos horas, la curación toma tiempo. La mayoría de los pacientes van a casa con una férula y tapones que permaneces en las fosas nasales hasta por cinco días. Los moratones y la hinchazón pueden durar una semana o más, y la forma de la nariz continúa cambiando hasta el año.

Es imperativo abstenerse de realizar actividades que puedan lesionar la nariz hasta que el cirujano dé el visto bueno. Una vez se puedan reanudar deportes y ejercicios vigorosos, se deberá proteger la nueva nariz. El objetivo final de una rinoplastia es mejorar forma, tamaño y simetría de la nariz. Al mismo tiempo se buscará armonía con las otras características faciales. En algunos casos, se pueden aconsejar otros procedimientos como el aumento del mentón para cumplir con este objetivo. Nunca es demasiado tarde para tratar una lesión deportiva en la nariz y la rinoplastia funcional puede mejorar estos problemas y el aspecto estéticos general.

Deja un mensaje

avatar